Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El Ministerio de Industria de Irán emitió una licencia para que iMiner, una compañía de minería de criptomonedas basada en Turquía, opere en el país.

El gobierno de Irán cedió permiso para que la empresa iMiner, originaria de Turquía realice sus operaciones de minería de criptomonedas en la provincia de Semnan. El plan es tener una operación de unas 6000 máquinas de minería, también llamadas “rigs”. Esto haría que la granja sea una de las operaciones más grandes de todo el país, con un poder de minado combinado que ronda los 96.000 TH/s (terahashes por segundo).

La inversión que hizo iMiner en la operación ronda los $7.3 millones de dólares.

La compañía iMiner no solamente se dedica a la minería, sino también a servicios de custodia de criptomonedas y de trading (o intercambio entre dinero fiat y criptomonedas). De hecho, ya ha estado ofreciendo esos servicios en Semnan y Tehran (capital de Irán).

Electricidad Barata: Una Gran Ventaja

La actividad de minería de criptomonedas ha estados proliferando en Irán debido al subsidio de electricidad que reciben estas compañías. Otros países con este tipo de ventajas competitivas son China, Ucrania y Francia, de las cuales China es por mucho el país que hospeda más compañías de minería de criptomonedas. Además que también es el hogar de los fabricantes de las máquinas de minería, como Bitmain.

Irán ha emitido más de 1000 licencias a compañías de minería

Este país del Medio Oriente declaró en julio del año pasado la minería de criptomonedas como una actividad industrial, y ha cedido más de 1000 licencias a compañías de esta industria. Sin embargo, el país ha procedido con cautela en investigar las compañías que desean instalarse en ese país. Esto debido a que la demanda de electricidad tan grande que pueden tener estas granjas de minería podría afectar la demanda del resto de la industria y residencias.

Minería: Una Alternativa a las Sanciones Económicas

Desde hace años que este país ha tenido fuertes sanciones económicas de parte de Estados Unidos. Esto sumado a la reciente caída del precio del petróleo, ha afectado a Irán de forma negativa. Las criptomonedas, en parte por su naturaleza descentralizada, han venido a ser una ayuda a este país para poder surgir de las dificultades.