Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El propósito de la creación del Bitcoin, según el mismo whitepaper escrito por Satoshi Nakamoto, fue el de ser un sistema de efectivo digital P2P (de persona a persona). Nació en la última recesión económica del 2008, y su poder yace en la capacidad de ser utilizado por el pueblo, con un simple smartphone y conectividad a Internet, útil para las personas no bancarizadas.

Son estas mismas personas no bancarizadas de El Salvador que están desplazando el dólar americano (su moneda fiat oficial) por Bitcoin. En la costa rural de El Zonte, ahora llamada Bitcoin Beach (Playa Bitcoin), los salvadoreños están comercializando entre ellos usando Bitcoin.

El proyecto Bitcoin Beach, fundado por Michael Peterson, se trata de una ayuda social que se les da a las personas de ese pueblo para que se involucren en el ecosistema bitcoin, aprendan a usar la tecnología, y se den cuenta que realizar pagos electrónicos es posible sin la necesidad de bancos o intermediarios.

Se han donado ya 5 bitcoins desde el mes pasado hasta la fecha para impulsar a este pueblo salvadoreño.

Esta viene siendo una alternativa al efectivo muy útil, aún más por la situación de la pandemia mundial por el COVID-19, en donde el efectivo es un factor que puede incrementar los casos de contagio.

Se puede ver en la cuenta de Twitter de Bitcoin Beach como los salvadoreños utilizan Bitcoin para pagar huevos y otros víveres con sus billeteras.

Para agilizar la velocidad de las transferencias y abaratar las tarifas de transferencia de Bitcoin, los locales están usando el app Wallet of Satoshi, que permite hacer pagos usando el Lightning Network.

Lightning Network es una red que está construida sobre Bitcoin, que busca utilizar Bitcoin como medio de pago rápido y barato. Es un sistema llamado “de segunda capa”, y no está limitado por el tiempo de bloque de aproximadamente 10 minutos que caracteriza a Bitcoin.