Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El protocolo DeFi chino, DForce, cayó víctima de un hack de alrededor de $25 millones de dólares. Perdieron más del 99% de los fondos en el contrato inteligente debido a los hackers. El sitio web que utilizaba la plataform, Lendf.me, también estuvo fuera de línea debido al ataque.

De acuerdo al recolector de datos, DeFi Pulse, la cantidad de fondos congelados fue de casi $25 millones de dólares, y quedó con apenas $10,000 dólares de la noche a la mañana.

El CEO de la plataforma confirmó el hackeo de DForce en el canal de Telegram y anunció que la plataforma fue vulnerada el 19 de abril, en el bloque 9.989,681. Declaró que el equipo aún está analizando el ataque y sugirió que ningún usuario depositara fondos en la plataforma de Lendf.me

Se reporta que la vulnerabilidad es inherente al estándar de token ERC-777 de Ethereum

Se usó esa misma técnica para robar más de $300,000 de “wrapped Bitcoin” de contratos inteligente del exchange descentralizado, Uniswap. Dicho DEX (exchange descentralizado) tiene imBTC, un Bitcoin tokenizado basado en el estándar ERC-777. Como respuesta a ese ataque, Tokenlon (el operador de imBTC) reportó que todos los BTC que estaban seguros, pero que deshabilitarían transferencias de imBTC.

El token imBTC trabaja con en la blockchain de Ethereum, y tiene paridad con el Bitcoin. En otras palabras, tiene su mismo valor. Esto se hace para que efectivamente Bitcoin pueda funcionar en la red de Ethereum. Este token inicialmente fue creado para ganar intereses en los fees del DEX de Tokenlon.

DForce integró imBTC en su plataforma en enero, y de ahí se supone que esa podría ser la vulnerabilidad usada para efectuar el hackeo.

El ataque ocurrió menos de una semana después que la firma de capital de riesgo, Multicoin Capital, anunció que levantó $1.5 millones de dólares para el capital semilla del protocolo.

La directora de Multicoin Capital, Mable Jiang, declaró que DForce está construyendo la primera super red de protocolos descentralizados y lo comparó con los gigantes en apps asiáticas de WeChat y AliPay.